jueves, 30 de julio de 2009

Sudán: un obispo advierte contra una secta separatista



RUMBEK, miércoles, 29 julio 2009 (ZENIT.org).- Los católicos y otros cristianos del Sur de Sudán han sido advertidos por un obispo católico contra la "Iglesia Reformada Católica", una secta separatista que ha iniciado su actividades en esta región autónoma.

El obispo Cesare Mazzolari de Rumbek ha escrito una carta pastoral advirtiendo a los cristianos contra los "falsos maestros y líderes eclesiales desorientadores" que actúan en la región. Afirma que los líderes de la secta han abandonado el celibato sacerdotal y la obediencia al Papa, según informa la agencia católica africana CISA.

"Os estoy alertando claramente y con fuerza, queridos cristianos, de que quienes se autodenominan ‘Iglesia Reformada Católica', con toda verdad no son ya miembros aceptables de la Iglesia Católica y deberíais dejar de seguirles", afirma el obispo.

Los miembros de la nueva secta son imitadores que remedan las oraciones, lecturas y ceremonias externas de las celebraciones católicas de tal modo que la gente sencilla piensa que está asistiendo a la misa o servicio de oración católicos, subraya el obispo Mazzolari.

Sin embargo, en sus enseñanzas, los miembros de esta secta critican la doctrina de la Iglesia Católica como anticuada y desfasada y denigran a los líderes eclesiales acusándoles de ser incapaces de comprender el cambio de los tiempos.

"Estos católicos reformados recurrirán a la lucha del pueblo como algo que la tradicional Iglesia católica no es capaz de afrontar o resolver. Esta idea es también totalmente falsa porque la Iglesia ha estado muy cerca del pueblo y sus líderes para obtener la paz y la necesaria reconciliación", escribe el obispo Mazzolari.

El prelado señala también que la nueva secta está buscando a los católicos insatisfechos para confundirlos y dividirlos. "Os desorientarán para que os llenéis de resentimiento contra vuestra Iglesia como ellos están resentidos, y para desobedecer las leyes de la Iglesia, como hacen ellos, y que perdáis vuestro precioso don de la fe".

El obispo concluye su carta pastoral describiendo a los católicos reformados como "el demonio que ronda alrededor en nuestros días tratando de desviar al pueblo de la fe".

Por Nieves San Martín

http://www.zenit.org/article-32068?l=spanish

No hay comentarios: