viernes, 26 de junio de 2009

El Papa recibe en audiencia al Gran Maestre de la Orden de Malta


CIUDAD DEL VATICANO, viernes 26 de junio de 2009 (ZENIT.org).- Benedicto XVI recibió este jueves por la mañana en audiencia a fra Matthew Festing, Príncipe y Gran Maestre de la Soberana Orden Militar de Malta junto a sus acompañantes.
El encuentro se produjo un día después de la fiesta del patrón de la Orden, San Juan Bautista, el 24 de junio, y duró unos 25 minutos.
Durante la audiencia, trataron temas referentes a la actividad espiritual, humanitaria y diplomática de la Orden, entre ellos la estrategia para los próximos diez años establecida durante el Seminario estratégico internacional de la Orden de Malta celebrado el pasado mes de enero en Venecia.
También el diálogo ecuménico llevado a cabo por la Orden con el patriarcado de Moscú y de Minsk y la asistencia médica y social en Tierra Santa y en el Líbano.
Además, hablaron de la ayuda prestada ante el terremoto de Los Abruzzos por el Cuerpo Italiano de Socorro de la Orden de Malta (CISOM).
Este grupo, formado por unos dos mil voluntarios (entre personal médico, paramédico y socorristas), mantendrá su responsabilidad de la gestión de los dos campamentos mientras dure el estado de emergencia.
El sábado 20 de junio, fray Matthew Festing visitó por segunda vez Los Abruzzos, después de que cuando se produjo el terremoto visitara a los 700 desplazados acogidos en los dos campamentos, de San Felice d'Ocre y de Poggio di Roio, organizados por el CISOM cerca de L'Aquila.
Desde primera hora de la mañana del 6 de abril, 67 voluntarios entre médicos, enfermeros y socorristas especializados del CISOM llegaron hasta el lugar del terremoto.
Cada día, los voluntarios de la Orden de Malta preparaban y distribuían las comidas a unas dos mil personas víctimas del terremoto.
Durante la audiencia con el Papa, se habló de los esfuerzos de la Orden en Lampedusa, donde, en colaboración con la Guardia costera italiana, socorre a los inmigrantes en el estrecho de Sicilia.
También del trabajo humanitario en los campos de refugiados en Pakistán y Sri Lanka y para la reconstrucción de viviendas en una amplia región de Myanmar, afectada hace un año por el ciclón Nargis.
Benedicto XVI también elogió la actividad de la Orden y animó a sus miembros a mantenerse fiel al carisma de testimonio de la fe y atención a los pobres y a los enfermos.
Al final de la audiencia, el Gran Maestre entregó al Papa una medalla conmemorativa de la Orden de Malta.
El pontífice saludó a los miembros del Soberano Consejo, el gobierno de la Orden, la mayor parte de los cuales ha sido confirmado para otros cinco años en el último capítulo general, celebrado en Roma los pasados 8 y 9 de junio.
Tras el encuentro con Benedicto XVI, el Gran Maestre se reunió durante cuarenta minutos con el Secretario de Estado vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone.
La Soberana Militar Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén de Rodas y de Malta -fundada en Jerusalén hace 960 años- es una entidad de derecho internacional y de orden religioso de la Iglesia católica.
Mantiene relaciones diplomáticas con cien estados, entre ellos la Santa Sede y la República Italiana.
Tiene 18 representantes oficiales y observadores permanentes en las Naciones Unidas, la Unión Europea y numerosas organizaciones internacionales.
La Orden está establecida en 54 países y cuenta con 12 Grandes Prioratos y Subprioratos y 47 Asociaciones nacionales, además de numerosos hospitales, centros médicos, ambulatorios, cuerpos de socorro, fundaciones y estructuras especializadas que operan en 120 países.
Sus 12.500 miembros y 80.000 voluntarios, apoyados por personal de alto nivel profesional compuesto por otras 13.000 personas, entre médicos, enfermeros, auxiliares y colaboradores voluntarios, se dedican a asistir a los pobres, los enfermos y todos los que sufren.

http://www.zenit.org/article-31698?l=spanish

No hay comentarios: