sábado, 31 de enero de 2009

El Papa anima a los obispos católicos rusos a un renovado esfuerzo por el ecumenismo



El Papa pidió hoy a los obispos católicos rusos, a quienes recibió en audiencia con motivo de su visita “ad limina apostolorum”, un “renovado esfuerzo en el diálogo con nuestros hermanos y hermanas ortodoxos”.

“Sabemos que este diálogo, a pesar de los progresos alcanzados, conoce aún algunas dificultades”, señaló el Papa, pero añadió que es importante “que los cristianos afronten juntos los desafíos que plantea la sociedad actual”.

Entre estos desafíos, mencionó especialmente “la defensa de la vida en todas sus fases, a la tutela de la familia y otras cuestiones urgentes económicas y sociales”.

“Por desgracia también en Rusia, como en otras partes del mundo, se registra la crisis de la familia y el consiguiente descenso de la natalidad, junto con el resto de problemas a los que se enfrenta la sociedad contemporánea”.

El Papa señaló que la propia existencia de la comunidad católica rusa debe ser “una llamada y un estímulo al diálogo también personal” con los ortodoxos.

“Si en los diversos encuentros no se llega siempre a afrontar cuestiones de fondo, con todo estos contactos contribuyen a un mayor conocimiento mutuo, gracias al cual podéis colaborar juntos en ámbitos de interés común”, añadió.

Esta visita “ad limina”, que ha coincidido con la elección del nuevo Patriarca de Moscú, dio otra vez al Papa ocasión de felicitarle y de orar “para que el Señor nos confirme a todos en el empeño de caminar juntos en el camino de la reconciliación y del amor fraterno”.

Precisamente, esta visita “ad limina” pone a la luz, explicó el Papa, “la comunión que os liga al Sucesor de Pedro”.

“La comunión con el Obispo de Roma, garante de la unidad eclesial, permite a las comunidades confiadas a vuestros cuidados pastorales, aunque minoritarias, de sentirse cum Petro y sub Petro, parte viva del Cuerpo de Cristo extendido por toda la tierra”.

“A vosotros, Pastores de la Iglesia que vive en Rusia, el Sucesor de Pedro os renueva la expresión de su solicitud y cercanía espiritual, animándoos a continuar unidos en la actividad pastoral, beneficiandoos también de la experiencia de la Iglesia universal”, añadió.

Por otro lado, el Papa se refirió a la situación de minoría que vive la comunidad católica rusa, exhortándoles a “no desanimaros si os parecen a veces modestas las realidades eclesiales, y si los resultados pastorales que obtenéis no parecen corresponder a los esfuerzos realizados”.

“Alimentad más bien, en vosotros y en vuestros colaboradores, un auténtico espíritu de fe, con la conciencia totalmente evangélica de que Jesús no dejará de hacer fecundo, con la gracia de su Espíritu, vuestro ministerio para gloria del Padre, según tiempos y modos que sólo Él conoce”.

Benedicto XVI pidió a los obispos una “atención especial a los jóvenes”, a los que la comunidad católica rusa, “fiel a la memoria de sus propios testigos y mártires y utilizando los oportunos instrumentos y lenguajes, está llamada a transmitir inalterado el patrimonio de santidad y de fidelidad a Cristo, y los valores humanos y espirituales que están en la base de una eficaz promoción humana y evangélica”.

También les pidió un esfuerzo en la promoción de las vocaciones sacerdotales y religiosas, “la de las vocaciones es una pastoral particularmente necesaria en este tiempo nuestro”, añadió.

[Por Inma Álvarez]

Fuente: http://www.zenit.org/article-30000?l=spanish

No hay comentarios: