miércoles, 27 de agosto de 2014

Reflexión


"...hagamos resonar en nuestro corazón estas palabras de Jesús: "Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios. Pidamos sinceramente perdón por todas las veces en la que hemos sido ocasión de división o de incomprensión dentro de nuestras comunidades...(pidamos) al Señor la gracia de no hablar mal, de no criticar, de no chismorrear, de querer a todos..." Papa Francisco - La Iglesia, una y santa

No hay comentarios: