viernes, 3 de junio de 2011

Pide respeto y conversión a agresores

 
Cardenal repudia actos vandálicos contra Patrona de Venezuela
 
Cardenal Jorge Urosa
CARACAS, 02 Jun. 11 / 03:09 pm (ACI)

El Arzobispo de Caracas, Cardenal Jorge Urosa Savino, repudió la serie de actos vandálicos ocurridos en el país contra la Virgen de Coromoto, Patrona de Venezuela, la imagen de la Divina Pastora, y otros más ocurridos en el último mes.
En entrevista concedida a Unión Radio, el Cardenal se refirió a las agresiones de desconocidos contra diez imágenes en el último mes. El jueves de la semana pasada pintaron de rojo a la Divina Pastora, le cortaron la cabeza a la imagen del Dr. José Gregorio Hernández (en proceso de beatificación) y agredieron a la Virgen del Rosario en las localidades de Lara y Yaracuy.
Hace un mes a la imagen de la Virgen de Coromoto en el parque La Aparición en Guanare, estado de Portuguesa, le mutilaron los dedos.
El Cardenal Urosa manifestó su repudio "a estos vandálicos en contra de imágenes que simbolizan a personas de un gran afecto para el pueblo venezolano".
Asimismo indicó que "el repudio ha sido generalizado y sabemos que el Gobierno ha manifestado su rechazo a todo esto. Cuando uno se confronta con estos actos, uno ve que son de gente desadaptada, que no tienen en cuenta el sentir del pueblo de algo tan importante para los seres humanos como es la religión".
Sobre los agresores, el Arzobispo de Caracas señaló que "son personas que tienen una actitud antisocial, desadaptados, personas que no tienen sintonía con el sentir colectivo del pueblo venezolano, que en su mayoría es católico, y aún los no católicos son personas respetuosas. En Venezuela no han habido odios religiosos, ni guerra de religiones, y esperamos que tampoco las haya ahora".
"Evidentemente son gente atea y antirreligiosa. Si tiene que ver con una cuestión política, eso no lo podemos determinar", añadió.
A los agresores, el Purpurado instó a respetar a los demás: "hay algo que es muy importante y que debemos aplicar en todos los órdenes de la vida en Venezuela: el respeto a los demás, el respeto a las creencias de los demás, debemos respetar los símbolos religiosos, las leyes. Debemos promover el respeto".
El Cardenal también los alentó a acercarse a Dios pues "no hay felicidad para el ser humano sin Dios. El camino de la felicidad y del bien es el camino del amor, la libertad y el trabajo. Eso es lo que todos tenemos que procurar, por el camino de la paz y el bien común. Ese es el camino para nosotros los venezolanos, los católicos en primer lugar".

No hay comentarios: