sábado, 28 de noviembre de 2009

Los presidentes de las conferencias episcopales hacen un llamado a la paz y unión de los pueblos


Bogotá (Viernes, 27-11-09, Gaudium Press) Hoy en Bogotá, se reunieron en una jornada de diálogo y reflexión monseñor Antonio Arregui Yarza, presidente de la Conferencia Episcopal de Ecuador, monseñor Ubaldo Ramón Santana, presidente de la Conferencia Episcopal de Venezuela y monseñor Rubén Salazar Gómez, presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia.

En sus declaraciones a la prensa, Monseñor Santana expresó que "la mejor conclusión (del encuentro) es la voluntad de seguir reuniéndonos y trabajando juntos para cooperar desde nuestras respectivas funciones, en nuestras conferencias y en nuestros pueblos, al fortalecimiento de la paz y al buen entendimiento, entre nuestras iglesias en primer lugar, y entre nuestros pueblos en segundo lugar"

Del mismo modo, y ante las palabras del ministro de defensa colombiano, Gabriel Silva Luján, quien anunció que "la guerra hay que evitarla, pero debemos prepararnos para ella", los obispos hacen un llamado a la paz, fraternidad y unión entre los pueblos hermanos, en un contexto de respeto y preocupación por el bienestar de cada uno de los países.

"Yo creo que nosotros nunca debemos prepararnos para la guerra, lo que tenemos que prepararnos es para la paz (...) entre nuestros pueblos nunca debe haber el deseo de prepararnos para la guerra. ¿Y cómo nos preparamos para la paz?, pues sencillamente ayudándonos, re-descubriendo nuestra identidad profunda como hermanos, siendo capaces de solucionar los problemas por la vía del diálogo, y por lo tanto construyendo una sociedad justa", afirmó Mons. Salazar.

"Estas situaciones las tenemos que resolver no a través de conflictos bélicos, si no a través del diálogo y el entendimiento, y creemos que si es necesario hay que apelar al apoyo de naciones hermanas o a los mismos organismos internacionales, pero la guerra es la última palabra que se debe pronunciar entre nosotros (...) hay que prepararse sobre todo a cultivar la paz", agregó Mons. Santana.

Por otro lado, una de las preocupaciones más latentes en los vecinos países es la carrera armamentista en la que avanzan a grandes pasos la región, frente a esto los representantes eclesiales develan un profundo desacuerdo.

"La carrera armamentista es directamente condenable, no tiene sentido que nuestros ejércitos tengan unos armamentos súper modernos, que cuestan muchísimo y que solamente sirven para matar, es suficiente que los ejércitos tengan un planteamiento de defensa que se apoye sobre todo en entendimientos entre los países vecinos y no tengamos que entrar en esa histeria de gastar los recursos que tanto necesitan nuestras escuelas, nuestros hospitales, nuestros discapacitados...", añadió el prelado de Ecuador.

Finalmente, se hizo un llamado al diálogo entre los presidentes de las naciones, quienes deben velar día a día por mejorar las relaciones. "Yo creo que a nuestros presidentes, nosotros estamos tratando de decirles con nuestros encuentros y nuestro trabajo en común lo que debe reinar también entre ellos, encontrarse, dialogar, oírse unos a otros, respetarse y creer que cada uno tienen en sus manos un potencial enorme para conseguir el progreso de cada uno de sus pueblos", puntualizó el prelado venezolano.

Por Nathalí J. Rátiva M.


http://es.gaudiumpress.org/view/show/11210-los-presidentes-de-las-conferencias-episcopales-de-venezuela-ecuador-y-colombia-hacen-un-llamado-a-la-paz-y-union-de-los-pueblos

No hay comentarios: